Instituto Dr. Jaim Weizman

El Instituto Dr. Jaim Weizman se fundó en 1960, por parte del Centro Israelita Sionista de Costa Rica, adoptando el nombre del primer Presidente de Israel.

Comenzó a funcionar como escuela judía con 8 alumnos de primer grado e inmediatamente el Ministerio de Educación de Costa Rica lo autorizó para impartir contenidos oficiales.

En el año 1972, el hebreo fue aceptado como parte del currículum oficial y en 1975, el Instituto se trasladó a su actual ubicación, en Sabana Sur.

En 2009, se realizó una reconstrucción importante del colegio en donde se construyeron nuevas aulas y amplios laboratorios, para brindar a los estudiantes las condiciones de infraestructura necesarias para recibir sus lecciones de una manera adecuada. 

En la actualidad, asisten alrededor de 300 estudiantes, desde Pre-maternal hasta Undécimo año de Secundaria. Es un colegio trilingüe, en donde se imparten el español, el inglés y el hebreo.

El objetivo  permanente es brindar excelencia académica, formar una identidad judía clara y activa y promover el crecimiento personal y social de los alumnos para una mejor calidad de vida presente y futura. Identificados con estos principios, los docentes generan propuestas que promueven en los estudiantes la motivación por el aprendizaje permanente.

La tarea del Weizman está orientada por el firme propósito de posicionar a la institución dentro de altos estándares de calidad educativa que permitan percibir al Instituto como la mejor opción educativa para alumnos de Preescolar, Primaria y Secundaria, dentro de un marco judío.

Estudios judaicos 

El programa de Estudios Judaicos acompaña a la totalidad del estudiantado a lo largo de toda su vida escolar. Se busca despertar el interés de los alumnos por una amplia gama de temas mediante el estudio de  textos fundamentales para el judaísmo como la Biblia, obras rabínicas y modernas.  Los alumnos analizan, comparan y, o que es aun más importante, interpretan los textos sagrados. Se aborda tanto el papel histórico de dichos textos como su significado y pertinencia actual. Al interpretar la base del legado escrito del judaísmo, los alumnos se convierten en participantes de nuestra tradición interpretativa. Se imparten valores judíos al inculcar comprensión y amor duradero por la Torá, el pueblo judío, la comunidad y Eretz Israel.

Filosofía 

El Instituto Dr. Jaim Weizman se basa en la convicción de que la escuela es el mejor lugar para que los estudiantes judíos aprendan a valorar y se conecten de por vida con el judaísmo y “Am Israel”. En sus años formativos, nuestros hijos se convierten en seres sociales independientes, por lo que ése es el período en que se nos presenta una oportunidad única de generar un impacto positivo en la conformación de sus valores y su orientación cultural. Nuestro Instituto valora la posibilidad de efectuar un cambio duradero en la vida judía de nuestro alumnado.

Estamos comprometidos con la excelencia en educación general. Un programa de enseñanza que conjugue la Literatura Universal, Ciencias y Artes con Literatura e Historia Judía, así como el estudio de la lengua hebrea, que más que complementar, facilitará la consecución de nuestro objetivo: preparar a los alumnos para la vida universitaria y la adultez y formar costarricenses ejemplares como integrantes de la comunidad judía y ciudadanos del mundo.

El Instituto Weizman ve la creación del Estado de Israel como un hito en la historia Judía. Al reconocer su importancia y la de sus instituciones, procuramos inculcar en nuestros alumnos un apego al Estado de Israel y su pueblo, así como un sentido de responsabilidad por su bienestar.

Nuestro Instituto está comprometido a combinar la búsqueda del conocimiento con la adquisición de principios morales para alcanzar resultados tangibles.

Como centro educativo, aspiramos a formar estudiantes excepcionales y seres humanos de primera. Inspirados en el proceder de los profetas bíblicos, la sabiduría de los filósofos y maestros del Talmud y en el valor de todos nuestros héroes, exigimos a nuestros alumnos y docentes participar en actos de tzedek (justicia) y hesed (Tikun Olam). Juntos, construimos una comunidad.